Tel Gezer (Guezer)

Por qué escribir sobre un lugar sobre el cual se puede leer en los libros sin gran dificultad?
Porque Tel Guezer es un lugar bíblico, situado a medio camino entre Jerusalén y Tel Aviv y es un sitio muy poco visitado.
De todos modos, antes de escribir sobre este lugar hay que explicar que es un “Tel”.
Es una colina que se fue formando debido a que una ciudad fue construida sobre las ruinas de otra anterior. Los Tilim (plural) tienen en su mayoría la apariencia de un cono, lo cual facilita su identificación. Esta forma es un resultado de la construcción de una muralla sobre la otra, sirviendo la anterior como base a la posterior. Así se forma una zanja más profunda y una muralla más alta. Los motivos por los cuales se construían las ciudades siempre en el mismo lugar son tres: estaban situadas a los pies de una ruta principal, son lugares estratégicos por su ubicación y poseen agua en las cercanías.
En Israel hay alrededor de 42 Tilim bíblicos.
Los Tilim son campos de investigaciones arqueológicas muy fructíferos pues las capas culturales están atestiguadas en ellos. Excavar en un Tel despierta siempre un dilema ya que para llegar a las capas más antiguas hay que dañar las posteriores.

Un Tel con su típica forma de cono.   Foto:Ihlemann
Un Tel con su típica forma de cono. Foto:Ihlemann

El Tel de Guezer tiene 13 hectáreas y 26 capas, lo cual significa que se han encontrado restos de 26 poblaciones. La capa más antigua es de la época Calcolítica (3500 a.c.) y la última es de la romana (100 d.c.). Llega a una altura de 230 metros sobre el nivel del mar.
La mayoría de los restos que se pueden ver son de la época Caananita (alrededor de los 2000 a.c.) y de la israelita (alrededor de 1000a.c.).
La ciudad de Guezer es nombrada en varios documentos antiguos, como las cartas egipcias de El Amarna (1360 a.c.), los libros del Profeta Isaías y Reyes en la Biblia, el relieve Asirio que describe los viajes de Tiglat Pileser y en el libro de los Macabeos.
La ciudad perdió importancia en la época romana a favor de la ciudad vecina de Emaus.
Teniendo en cuenta que la historia de Guezer se extiende por más de 4000 años lo que se puede ver en el lugar es muy poco. Ese es uno de los problemas principales de los Tilim en general y de Tel Guezer en particular.
Pero hasta en Guezer hay cosas para ver como el portón de la ciudad, construido por el rey Salomón, quien recibió la ciudad del Faraón egipcio como parte de la dote que trajo la hija de éste cuando se casó con Salomón.
También se pueden observar los diez obeliscos sobre el gran altar que servía como culto en la época caananita.

Altar caananita con obeliscos
Altar caananita con obeliscos

 

Porton Salomonico
Porton Salomonico

 

 

 

 

Por un lado Tel Guezer es un sitio con una historia inmensa y por el otro, uno de los tantos lugares que hay en Israel donde se puede encontrar mucho viendo poco, pero igual así, son un testimonio de la rica y antigua historia de esta tierra.
A quien ya conoce Israel y lo visita nuevamente le recomiendo recorrer Tel Guezer, situado al borde del Valle de Ayalón donde Josué pronunció sus famosas palabras: “Detente, Sol, en Gabaón, y tú, Luna, en el valle de Ayalón”(Josué 10-12).

El Tel a los pies del valle Ayalon
El Tel a los pies del valle Ayalon

 

El Tel Guezer                Fotos: Silvia Hess
El Tel Guezer Fotos: Silvia Hess