El Monte Eitan

Israel no es sólo la “Tierra Santa”, ni tampoco un país donde únicamente existen los problemas políticos, con atentados y tensión.

Además de los lugares santos para las distintas religiones, los sitios históricos y las atracciones modernas, Israel posee una naturaleza única y variada a pesar de contar sólo con alrededor de 21000 km2 . Hay desiertos, bosques montañosos, valles fértiles y costa marítima.

En la mayor parte de las regiones hay caminos marcados donde se puede pasear, correr y disfrutar del deporte y del paisaje.

A 10 km. de Jerusalem, hay una montaña llamada Eitan, en hebreo “Har Eitan”. Pertenece a la cadena montañosa que rodea a Jerusalen al oeste de la ciudad, con una altura de 600m. sobre el nivel del mar. En “Har Eitan” hay un camino circular de 8 km. Edgar, mi marido y yo, tratamos de hacer este recorrido por lo menos 3 veces a la semana.

Cuando estamos en “buen estado” nos lleva 75 ó 76 minutos. Otras veces, de 80 a 84 minutos.

Es un camino dentro de un bosque de pinos y cipreses, con flores silvestres y terrazas de épocas bíblicas.
Como en Israel, la época de lluvias comienza en octubre, durante diciembre y enero ya se ven las primeras flores.

El paisaje varía según la época del año y del ángulo en el cual uno se encuentre.
Por un lado se ve la ciudad de Jerusalem -majestuosa- a 800 metros de altura sobre el nivel del mar; por el otro, vemos El Monasterio Franciscano de San Juan en la Montaña, y los bosques en las montañas de Judea.

Es un paseo que lo relaja a uno física y espiritualmente y muy apreciado por los habitantes de los alrededores y de Jerusalen.

Die Terrasen
Las terrasas

 

Der Wanderweg
El camino

 

 

 

 

 

 

Das Kloster
El monasterio
Jerusalem
Jerusalen

Fotos: Edgar y Silvia Hess