El Damán

Los riscos acogen a las cabras salvajes, las rocas cobijan a los damanes(Salmos 104:18)

Ein Klippdachs. Foto Edgar Hess
Un daman.    Foto Edgar Hess
Klippdachs auf Felsen Foto: T. Drumm
Daman sobre las rocas
Foto: T. Drumm

 

 

 

 

 

 

Muchas veces viajando por la costa norte del Lago de Galilea, vemos sobre las piedras basálticas unos animales pequeños, marrones, peludos, tomando sol. Consecuentemente aparece la pregunta de mis turistas: “¿Ese animal es una marmota?”
Ese animalito tan simpático, como se puede ver en las fotos, es un damán (mamífero del orden Hyracoidea y la familia Procaviida).
El damán que ven arriba se llama “damán de las rocas” o “conejo de las rocas” como se lo denomina en hebreo. Como su nombre lo indica, vive entre rocas y cuevas. Pesa alrededor de 4 kg. y tiene una altura media de 30 centímetros. Su período de gestación es de 8 meses y tiene entre 1 a 3 crías. Es un animal que existe hace millones de años y, desde el punto de vista zoológico, es pariente del elefante (a pesar de sus diferencias físicas).
Las cualidades que tienen ambos en común son las siguientes: La formación de la cabeza y de las piernas; los damanes tienen dos colmillos en la mandíbula superior que no se desarrollan como los del elefante; tienen testículos internos que crecen por 20 en la época de la reproducción; su embarazo es largo; las hembras tiene pezones entre las piernas delanteras; la organización social también es similar.
La explicación de esta similitud es de un “padre” común desde hace 40-60- millones de años y del tamaño de un hipopótamo. De allí se desarrollaron el elefante y el damán en direcciones diferentes, según las condiciones de sus alrededores.
Los damanes son oriundos de África, Siria e Israel.
Las patas tienen ranuras que le permiten trepar fácilmente a los árboles, donde obtienen las hojas de las que se alimentan. Además, comen raíces y bulbos.
Viven en grupos de hasta 100 criaturas, bajo el gobierno de un macho dominante; la mayoría  son hembras y machos jóvenes. Su pasatiempo preferido es asolearse y mirar alrededor atentamente para vigilar y alertar al clan si se acerca un peligro. En Israel se los encuentra en el Monte Carmelo, Galilea, Golán y en los desiertos del Neguev y Judea.
También puede suceder (como le pasó con un grupo de turistas a mi marido) , que mientras ellos celebraban una misa a orillas del lago, los damanes escuchaban a una distancia de pocos metros.

Y la Biblia nos dice…
…los damanes, pueblo sin fuerza que hace madriguera en la roca (Proverbios 30:26)
…ni damán, porque rumea pero no tiene pezuña partida, lo considaréis impuro. (Levitico 11:5).
…sin embargo, entre los que rumian y entre los animales de pezuña partida y hendida no podréis comer los siguientes: el camello, la liebre, el damán, que rumean pero no tienen la pezuña hendida; los tendréis por impuros.(Deuteronomio 14:7)

En el antiguo Testamento nos encontramos con damanes en varias ocasiones, un testimonio de su origen.
El damán es considerado un animal impuro (no kosher) según las leyes de comida de la religión judía, por lo tanto, su ingestion no está permitida.