Destino de una Familia – Israel – Tercera Parte

Nuevamente tuvieron que tomar una decisión valiente y muy difícil
Irma y Ernst Hess llegaron al Kibutz de Bror Jail, donde ya vivía su hijo Edgar con familia, el cual está situado al suroeste de Israel.

Comenzaron una vida nueva , con más de sesenta años, abandonando en Brasil a su hijo Walter, quien estaba cursando sus estudios universitarios. Llegaron a un kibutz con una forma de vida completamente diferente a la que ellos conocían y en un país donde la vida tenía un ritmo caótico, de construcción, desarrollo y lucha por su existencia.

Después de la estadía de 12 años en el kibutz, tanto Irma como Ernst acordaban en que los años que vivieron en Bror Jail, fueron los mejores de sus vidas.
Ernst, siempre práctico, fue el encargado del almacén del Kibutz realizando constantemente cambios útiles para mejorar el servicio.
Irma fue la encargada de los voluntarios que venían por unos meses o semanas para conocer y trabajar en el Kibutz. Llegaban de diferentes países y era ella la responsable del bienestar de los voluntarios.
La mayoría de ellos quedaban cautivados con la personalidad íntegra y amable de Irma. Varios voluntarios continuaron manteniendo contacto con ella hasta sus últimos años de vida. Los dos influenciaron y contribuyeron al kibutz mucho más que los otros padres de los miembros de la comunidad.

En el almacén del kibutz
En el almacén del kibutz
Irma en la oficina de los voluntarios
Irma en la oficina de los voluntarios
Ernst e Irma en su nuevo hogar - Bror Jail
Ernst e Irma en su nuevo hogar – Bror Jail

 

 

En 1978 Edgar y su familia decidieron salir del kibutz y se mudaron a la ciudad costera de Ashkelon y, consecuentemente con las reglas del kibutz de esa época, tambien tuvieron que salir sus padres, con gran pesar.
Se radicaron en Ashkelon. Un nuevo comienzo en una ciudad donde no conocían a nadie, fuera la familia de su hijo. Ya no necesitaban trabajar pues comenzaron a recibir una renta y se adaptaron también a ese nuevo ambiente.

Ernst en Ashkelon
Ernst en Ashkelon
Irma en Ashkelon
Irma en Ashkelon

 

En esa ciudad los conocí yo y allí celebraron sus “bodas de oro”, el 19.1.1989.
Ernst, que ya estaba enfermo, hizo lo posible por disfrutar de la fiesta y de la visita de su hijo que vino desde Brasil. Dos meses después falleció y fue enterrado en Ashkelon. Sus últimas palabras a su esposa fueron que llevó una vida feliz

Bodas de oro
Bodas de oro

 

Visita de Walter con el nieto Pablo
Visita de Walter con el nieto Pablo

 

 

 

 

 

 

EPÍLOGO

Irma, con 82 años de edad y perdiendo la vista, decidió que no quería ser una carga en nuestra vida.
Por ser oriunda de la ciudad de Frankfurt, tenía el derecho de vivir allá, cosa que decidió hacer.
En Junio de 1989 la acompañamos al Centro de Ancianos judío en la ciudad de Frankfurt am Main.
Ella volvió a tomar las riendas de su vida, tomando esa decisión tan difícil, pues no era sólo vivir lejos de su familia sino también volver al país que la había echado por ser judía.
Preferió vivir lejos de sus seres queridos antes que resultar una carga. Le fue dificil y se sintió sola, a pesar que Edgar y yo ibamos dos veces al año a visitarla y Walter también lo hacía cuando podía. Su hermana Else vivía en la ciudad e Irma nunca se arrepintió de su decisión.

Cuando Irma cumplió 90 años nuestro presente fue traer a las dos hijas de Edgar, Yonit y Edna a Frankfurt.
Cuando Irma cumplió 90 años nuestro presente fue traer a las dos hijas de Edgar, Yonit y Edna a Frankfurt.

 

Varios de los jóvenes voluntarios alemanes se enteraron que Frau Hess estaba viviendo en Frankfurt y comenzaron a visitarla periódicamente. El 4 de noviembre de 2003 Irma falleció a la edad de 97 años, unos meses después que su hermana.
Estaba canasada de la vida pero siguió siendo apreciada , querida y admirada hasta su último día.
Fue un honor y una experiencia única haberla conocido y haber sido parte de su vida.